Somos una agencia especialista en
 gestión de redes sociales y diseño de sitios web.
Ayudamos a posicionar marcas que deseen potenciar su imagen a nivel digital.

Aprende a amar los domingos

Los domingos por la noche son posiblemente el momento más temido y despreciado de toda la semana, tanto que muchas personas tienen dificultad para conciliar el sueño ante el inminente inicio de semana y la vuelta a la rutina.

Y una mala noche conlleva a un mal despertar, con mal humor y sin suficientes energías para asumir el reto de una nueva semana. Por eso es necesario aprender a manejar el estrés y la depresión típica de los domingos.

Qué hacer los domingos para empezar bien la semana

Siguiendo estos consejos podrás darle una vuelta a tus domingos y convertirlos en días de descanso y relajación para prepararte y comenzar la semana de buen humor y dispuesto a dar lo mejor de ti.

1. Prepara tus lunes cada viernes

El viernes, al finalizar la jornada de trabajo, muchos solo desean dejar atrás todo lo referente a lo profesional y comenzar a exprimir el fin de semana.

Sin embargo, tomarse un momento para organizar las tareas pendientes del próximo lunes ayuda a descansar mejor el fin de semana y a iniciar mejor la semana laboral. Esta simple labor genera una sensación de mayor de control ante el estrés de los domingos por la noche.

2. Equilibra los patrones de sueño

Para muchos, lo mejor del fin de semana es la posibilidad de descansar y dormir hasta tarde. Pero por muy atractivo que pueda parecer, levantarse tarde el domingo, o dormir una larga siesta durante toda la tarde, hará que se trastornen los patrones de sueño, haciendo que cueste más conciliar el sueño por la noche.

 Lo ideal es tratar de despertarse el domingo a la misma hora que lo harías un día de semana.

3. Elige actividades relajantes

En la medida de lo posible, evita dejar el día domingo para cumplir con responsabilidades que te obliguen a salir de tu zona de confort. Dedica este día a descansar y a relajarte con actividades que te hagan feliz y que te suban el ánimo.

Planificar una comida con amigos, ver una película o hacer un picnic, son excelentes maneras de despejar tu mente, alegrarte y cargarte de buenas energías antes de comenzar la semana.

4. Enfócate en hechos más que en emociones

Es muy fácil preocuparse pensando en una semana llena de trabajo, reuniones y miles de responsabilidades. Sin embargo, hacerlo solo resta energía y hace que malgastes tu último día de descanso pensando en situaciones que escapan a tu control.

 Si sabes que te espera una larga semana, descansa y relájate al máximo y no te cargues con pensamientos negativos, ya que lo más probable es que no puedas hacer nada al respecto hasta que vuelvas al trabajo.

La clave está en crearte rutinas y planificar bien tus días. Si sabes que para el fin de semana tienes algunas responsabilidades por cumplir, trata de hacerlas todas el viernes o el sábado, y deja el domingo como tu día personal para relajarte, para dedicar tiempo a tus seres queridos y para recargar energía.